fbpx
Cristo Rey ejerce una Realeza espiritual porque es el Camino, la Verdad y la Vida. La ejerce además porque solamente El posee los medios para adorar y rendir dignamente todos sus deberes a la Santísima Trinidad.

Puntos doctrinales sobre la Realeza Social de Cristo. 

Cristo Rey ejerce una Realeza espiritual porque es el Camino, la Verdad y la Vida. La ejerce además porque solamente El posee los medios para adorar y rendir dignamente todos sus deberes a la Santísima Trinidad.

 

QUINTA LECCIÓN
Carácter espiritual de la realeza de Jesucristo

 

33. ¿Qué otra característica posee la Realeza Social de Cristo?

El Papa Pío XI la explica con los siguientes términos: «Los textos citados de la Biblia demuestran con toda evidencia que este reino es principalmente espiritual y que su objeto propio son las realidades del espíritu, conclusión lógica confirmada personalmente por la manera de obrar del Salvador. Porque juzgaron equivocadamente que el Mesías devolvería la libertad al pueblo judío y restablecería el reino de Israel, Cristo deshizo y refutó esta idea vanamente esperanzada. Cuando la muchedumbre, maravillada, quería proclamarle rey, Cristo rehusó este honroso título huyendo y escondiéndose en la soledad. Finalmente, en presencia del gobernador romano declaró que su reino no era de este mundo. Los evangelios describen este reino como un reino cuyo ingreso exige una penitencia preparatoria, ingreso que a su vez sólo es posible por medio de la fe y del bautismo, el cual, si bien es un rito externo, significa y produce la regeneración del alma. Este reino se opone solamente al reino de Satanás y a la potestad de las tinieblas, y exige de sus súbditos no sólo que, con el desprendimiento espiritual de las riquezas y de los bienes temporales, observen una moral pura y tengan hambre y sed de justicia, sino que exige además la abnegación de sí mismos y la aceptación de la cruz».

Te puede interesar:
X. Superstición: Deformación del sentimiento religioso

Cristo, como Redentor, rescató a la Iglesia con su sangre; y Cristo, como Sacerdote, se ofreció a sí mismo y se sigue ofreciendo perpetuamente como víctima por los pecados del mundo; ¿quién no ve, por tanto, que la dignidad real del Salvador participa y muestra la naturaleza de ambos oficios? Por otra parte, incurriría en un grave error el que negase a la humanidad de Cristo el poder real sobre todas y cada una de las realidades sociales y políticas del hombre, ya que Cristo como hombre ha recibido de su Padre un derecho absoluto sobre toda la creación, de tal manera que toda ella está sometida a su voluntad. Sin embargo, mientras vivió sobre la tierra, Cristo se abstuvo totalmente del ejercicio de este poder, y así como entonces despreció la propiedad y administración de los bienes humanos, así también permite y sigue permitiendo el uso de éstos a sus poseedores. Expresa bien esta permisión el conocido texto: No arrebata el reino temporal el que da el reino celestial.

 

34. Explique este carácter espiritual de la Realeza de Cristo

Es necesario recordar lo que ya se ha dicho. En razón de la unión hipostática y su acción redentora, Jesucristo posee entera autoridad sobre toda creatura. El hombre debe alcanzar su fin último por medio de Jesucristo. El es el Camino que se debe seguir para la salvación, la Verdad que ilumina a todo hombre que viene a este mundo, la Vida que tiene por misión vivificar las almas por la gracia. A causa de su poder supremo, Jesucristo debe obrar sobre todo hombre, de manera que sea en toda realidad para cada uno: Camino, Verdad y Vida. También a causa de este mismo poder supremo que le da autoridad sobre toda Sociedad y toda Autoridad, debe necesariamente obrar de modo tal que, por una parte ninguna autoridad terrestre le impida ni pueda impedir a nadie que Jesucristo sea Camino, Verdad y Vida; y por otra parte, que toda Autoridad o Sociedad cooperen de hecho a que Jesucristo sea para cada uno Camino, Verdad y Vida.

Te puede interesar:
El Reinado de Cristo, en ojos de un joven mártir

El carácter social y espiritual de la Realeza de Cristo se ve explicado con perfecta claridad por las consideraciones que se acaban de hacer. Jesucristo es Rey. Todo poder le ha sido dado, incluso sobre las cosas temporales. Este poder puede ejercerse de derecho tanto en el orden temporal como en el espiritual. De hecho, se limita a una intervención espiritual.

 

35. ¿En qué medida interviene espiritualmente Cristo en las organizaciones sociales?

No hay límites para su poder de intervención. En derecho y de hecho, Cristo Rey debe intervenir por Sí mismo y por su Iglesia, es decir, por su enseñanza, en las constituciones fundamentales de los pueblos y países, en las organizaciones sociales y hasta en la Sociedad de las Naciones mismas. Esto debe ser así, porque es el único medio para el Divino Rey de cumplir la misión divino-terrestre que se ha impuesto y le ha confiado la Santísima Trinidad.

Te puede interesar:
¿El diablo no existe? Así respondió el P. Amorth a un Cardenal

 

36. Así pues, ¿Jesucristo es Rey de todas las Naciones?

Efectivamente. Según la palabra del Profeta: Todas las naciones le han sido dadas en herencia y su imperio, o más exactamente su propiedad, se extiende hasta los confines de la Tierra.

 

37. Los homenajes públicos que deben dársele a Jesucristo Dios y Hombre, ¿proceden del carácter espiritual del que se halla revestida la Realeza de Jesucristo?

Sí; los homenajes públicos de adoración y de amor, de reconocimiento y de reparación, de petición e impetración le son debidos a Jesucristo Dios. Son impuestos a Jesucristo Hombre y a todos los hombres por Jesucristo Rey. Cristo Rey ejerce una Realeza espiritual porque es el Camino, la Verdad y la Vida. La ejerce además porque solamente El posee los medios para adorar y rendir dignamente todos sus deberes a la Santísima Trinidad. Que el hombre cumpla estos deberes fue uno de los fines de la venida de Cristo al mundo. A su realeza le compete pues, imponer estos homenajes espirituales al hombre y a toda Sociedad, pues es el único medio tanto para el uno como para la otra de llegar a su último fin.

 

 

P. Phillippe, Catecismo de la Realeza Social de Jesucristo.

 

Editor

Nuestro objetivo principal es el de ofrecer a nuestros lectores la mejor selección de artículos de contenido católico para su formación cristiana.

Ver todas las entradas

Comentar

¿Qué te pareció este artículo?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.