fbpx

El Padre Miguel nos ayudará a aplicar el método de la Lectio Divina a los textos de la liturgia dominical de cada semana. La Lectio Divina es el método de lectura y meditación de las Sagradas Escrituras más antiguo de la iglesia. Se remonta hasta los mismos apóstoles, pero ha sido ampliamente difundido por los monjes cristianos durante la edad media.

«¿Qué debemos hacer?»

«¿Qué debemos hacer?»

(Lucas 3, 2b-3. 10-18) A su vez unos soldados le preguntaron: «Y nosotros, ¿qué debemos hacer?» Les dijo: «No hagáis extorsión nadie, no denunciéis falsamente a nadie, y contentaos con vuestra paga»

Asistir →

«Preparad el camino del Señor»

(Lucas 3, 1-6) «Voz de uno que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas. Todo valle ha de rellenarse, y toda montaña y colina ha de rebajarse; los caminos tortuosos han de hacerse rectos, y los escabrosos, llanos; y toda carne verá la salvación de Dios»

Asistir →
«Que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez»

«Que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez»

(Lucas 21, 25-28. 34-36) «Mirad por vosotros mismos, no sea que vuestros corazones se carguen de glotonería y embriaguez, y con cuidados de esta vida, y que ese día no caiga sobre vosotros de improviso, como una red […]»

Asistir →
«Tú lo dices: Yo soy Rey»

«Tú lo dices: Yo soy Rey»

(Juan 18, 33-37) Díjole, pues, Pilato: «¿Conque Tú eres rey?» Contesto Jesús: «Tú lo dices: Yo soy rey. Yo para esto nací y para esto vine al mundo, a fin de dar testimonio a la verdad. Todo el que es de la verdad, escucha mi voz».

Asistir →

«Congregará a sus elegidos, desde los cuatro puntos cardinales»

(Marcos 13,24-32) «[…] Y entonces enviará a los ángeles, y congregará a sus elegidos de los cuatro vientos, desde la extremidad de la tierra hasta la extremidad del cielo»

Asistir →
La viuda ha puesto más que los otros

«La viuda ha puesto más que los otros»

(Marcos 12, 38-44) «En verdad, os digo, esta pobre viuda ha echado más que todos los que echaron en el arca»

Asistir →
«Amarás al Señor tu Dios»

«Amarás al Señor tu Dios»

(Marcos 12, 28-34) «Oye, Israel, el Señor nuestro Dios, un solo Señor es. Y amarás al Señor tu Dios de todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente, y con toda tu fuerza»

Asistir →
«Maestro, que vea»

«Maestro, que vea»

(Marcos 10, 46-52 ) Jesús le dijo: «¿Qué deseas que te haga?» El ciego le respondio: «¡Rabbuni, que yo vea!» Jesús le dijo: «¡Anda! tu fe te ha sanado»

Asistir →
¿Podéis beber el cáliz que yo he de beber?

«¿Podéis beber el cáliz que yo he de beber?»

(Marcos 10, 35-45) Pero Jesús les dijo: «No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber el cáliz que Yo he de beber, o recibir el bautismo que Yo he de recibir?»

Asistir →
«Yo soy el Pan vivo bajado del cielo»

«Yo soy el Pan vivo bajado del cielo»

(Juan 6, 41-51) «Yo soy el pan, el vivo, el que bajó del cielo. Si uno come de este pan vivirá para siempre, y por lo tanto el pan que Yo daré es la carne mía para la vida del mundo»

Asistir →

«Trabajad por la comida que permanece para la Vida Eterna»

(Juan 6, 24-35) Le dijeron: «Señor, danos siempre este pan». Respondióles Jesús: «Soy Yo el pan de vida; quien viene a Mí, no tendrá más hambre, y quien cree en Mí, nunca más tendrá sed»

Asistir →

«Hay aquí un muchachito que tiene cinco panes y dos pescados»

(Juan 6, 1-15) Uno de sus discípulos, Andrés, el hermano de Pedro, le dijo: «Hay aquí un muchachito que tiene cinco panes de cebada y dos peces. Pero ¿qué es esto para tanta gente?»

Asistir →
Carrito de compra
× ¿Dudas?