fbpx

La amarga pasión de Nuestro Señor Jesucristo

La amarga pasión de Nuestro Señor Jesucristo

Nuestro Señor reveló a la Beata Ana Catalina que ella era la persona a la que más visiones había concedido jamás. Sin embargo, sus escritos no son parte del Magisterio de la Iglesia, y no sustituyen a la Revelación contenida en las Escrituras, pero pueden ser utilizados como una narración piadosa que puede servir a muchos para entender el peso de nuestros pecados y la grandeza del sacrificio que hizo Jesús por nosotros.

Los audios han sido grabados con la voz de la Hna. Claudia Ortiz en su versión española.

La amarga pasión de Nuestro Señor Jesucristo según las visiones de la Beata Catalina Emmerick.

Capítulo I: La agonía de Jesús

Luego de la Última Cena, Jesús se dirige con sus Apóstoles al Huerto de los Olivos; su tristeza aumenta y pide que velen y oren, pero se duermen y caen en la tentación. El alma de Jesús es asaltada por terribles visiones de los pecados de todos los siglos.

Descargar el Capitulo 1


Capítulo II: Prisión de Jesús

Judas da la señal a los soldados para que apresen a Jesús, quien se entrega sin resistencia a sus verdugos; sin embargo, éstos lo maltratan y lo llevan ante el sanedrín.

Descargar el Capitulo 2


Capítulo III: Jesús ante Anás y Caifás

Anás y Caifás reciben el aviso de la prisión de Jesús y convocan a los miembros del Consejo para el juicio de Jesús. Las declaraciones son contradictorias y Caifás pregunta directamente a Jesús si él es el Hijo de Dios. La Virgen Santísima, hallándose constantemente en comunicación espiritual con Jesús, sabía todo lo que le sucedía, y sufría con Él.

Descargar el Capitulo 3


Capítulo IV: Jesús en la cárcel

Jesús es encerrado en prisión luego de la sentencia del sanedrín. Es maltratado por los guardias.

Descargar el Capitulo 4


Capítulo V: Jesús ante Pilatos

Pilatos se niega a condenar a Jesús y lo manda a Herodes, pero éste tampoco quiere condenarlo, pero se burla de Él y lo trata como un loco.

Descargar el Capitulo 5


Capítulo VI: La Flagelación

Mientras Jesús es brutalmente flagelado, sus gemidos se unen a los de los corderos ofrecidos en el templo. Sus gemidos dulces y claros se oían como una oración en medio del ruido de los golpes.

Descargar el Capitulo 6


Capítulo VII: La coronación de espinas

Jesús es coronado con espinas por sus verdugos, quienes arrodillándose delante de Él le hicieron burla, le escupieron a la cara, y le abofetearon, gritándole: “¡Salve, Rey de los judíos!”.

Descargar el Capitulo 7


Capítulo VIII: ¡Ecce homo!

Pilatos presenta a Jesús desfigurado al pueblo, quienes gritan: ¡que muera! ¡crucíficalo!
Por cobardía, entrega al pueblo para que sea crucificado.

Descargar el Capitulo 8


Capítulo IX: Pilatos pronuncia la sentencia de Jesús

Pilatos pronuncia la sentencia de Jesús: “Condeno a Jesús de Nazareth, Rey de los judíos, a ser crucificado”; y mandó traer la cruz.

Descargar el Capítulo 09


Capítulo X: Jesús con la Cruz a cuestas

Cuando presentaron la cruz a Jesús, la abrazó y la besó tres veces, dirigiendo a su Padre acciones de la gracias por la redención del género humano. A su alrededor no había más que irrisión y crueldad; mas su boca rezaba y sus ojos perdonaban. En el camino, encuentra a su Madre dolorosa, quien sufre internamente todos sus dolores.

Descargar el Capítulo 10


Capítulo XI: La crucifixión de Jesús

Jesús es clavado en la cruz con suma violencia, su sagrado cuerpo se contrae y da fuertes gritos de dolor. Sus gemidos eran una continua oración, que contenía ciertos pasajes de los salmos que se estaban cumpliendo en aquellos momentos. En medio de los insultos, las voces más santas saludaron con acento doloroso al Verbo humanado elevado sobre la cruz.

Descargar el Capítulo 11


Capítulo XII: La muerte de Jesús

La hora del Señor había llegado: un sudor frío corrió sus miembros, Juan limpiaba los pies de Jesús con su sudario. Magdalena, partida de dolor, se apoyaba detrás de la cruz. La Virgen Santísima de pie entre Jesús y el buen ladrón, miraba el rostro de su Hijo moribundo. Entonces Jesús dijo: “¡Todo está consumado!”. Después alzó la cabeza y gritó en alta voz: “Padre mío, en tus manos encomiendo mi espíritu”. Fue un grito dulce y fuerte, que penetró el cielo y la tierra: en seguida inclinó la cabeza, y rindió el espíritu.

Descargar el Capítulo 12


Capítulo XIII: El descendimiento del cuerpo de Jesús

Todos se sentían muy conmovidos, llenos de tristeza y de amor. En seguida descendieron despacio el santo Cuerpo, bajando escalón por escalón con las mayores precauciones. Fue un espectáculo muy tierno; tenían el mismo cuidado, las mismas precauciones como si hubiesen temido causar algún dolor a Jesús.

Descargar el Capítulo 13

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

1 comentario en “La amarga pasión de Nuestro Señor Jesucristo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra

¡No dejes al padre hablando sólo!

Homilía diaria.
Podcast.
Artículos de formación.
Cursos y aulas en vivo.

En tu Whatsapp, todos los días.

× ¿Dudas?