Moral

C. S. Lewis nos enseña que la verdadera amistad es una escuela de virtudes

Para Lewis «la amistad surge fuera del mero compañerismo cuando dos o más compañeros descubren que tienen en común algunas ideas o intereses o simplemente algunos gustos que los demás no comparten y que hasta ese momento cada uno pensaba que era su propio y único tesoro, o su cruz. La típica expresión para iniciar una amistad puede ser algo así: “¿Cómo, tú también? Yo pensaba ser el único”».

× Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday