fbpx

La necesidad de la soledad

La Necesidad de la Soledad

Evangelio según san Lucas 9, 18-22

Un día que estaba orando a solas, hallándose con Él sus discípulos, les hizo esta pregunta: “¿Quién dicen las gentes que soy Yo?” Le respondieron diciendo: “Juan el Bautista; otros, que Elías; otros, que uno de los antiguos profetas ha resucitado”. Díjoles: “Y vosotros, ¿quién decís que soy Yo?” Pedro le respondió y dijo: “El Ungido de Dios”. Y Él les recomendó con energía no decir esto a nadie, agregando: “Es necesario que el Hijo del hombre sufra mucho, que sea reprobado por los ancianos, por los sumos sacerdotes y por los escribas, que sea muerto, y que al tercer día sea resucitado”.


1 comentario en “La necesidad de la soledad”

  1. El silencio, oh precioso tesoro que hará felices a quienes logren poseerlo. El silencio en el siglo XXI parece algo quimérico, o al menos, imposible.

    Hablo desde mi experiencia de papá de dos pequeños. Ruidosos? Si. Gritones? Si. Berrinchosos? También. Pero decía ya STA Teresa de Jesús, que a Dios le hallamos entre los pucheros. Y, en ese preciso momento, cuando lavo los cubiertos, platos y vasos después de la cena, es cuando hallo el silencio. Cuando puedo estar a solas con el Solo. Orando a solas con Dios..

    Inténtalo.
    Dios te bendiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra

¡No dejes al padre hablando sólo!

Homilía diaria.
Podcast.
Artículos de formación.
Cursos y aulas en vivo.

En tu Whatsapp, todos los días.

× ¿Dudas?