Buscar

Condiciones de la verdadera oración

(Marcos 7, 24-30) Ella le contestó diciendo: «Sí, Señor, pero también los perritos debajo de la mesa, comen de las migajas de los hijos». Entonces Él le dijo: «¡Anda! Por lo que has dicho, el demonio ha salido de tu hija»
Condiciones de la verdadera oración


Evangelio según San Marcos 7, 24-30

Partiendo de allí, se fué al territorio de Tiro, y de Sidón, y entrando en una casa, no quiso que nadie lo supiese, mas no pudo quedar oculto. Porque en seguida una mujer cuya hija estaba poseída de un demonio inmundo, habiendo oído hablar de Él, vino a prosternarse a sus pies.

Esta mujer era pagana, sirofenicia de origen, y le rogó que echase al demonio fuera de su hija. Mas Él le dijo: «Deja primero a los hijos saciarse, porque no esta bien tomar el pan de los hijos para darlo a los perritos». Ella le contestó diciendo: «Sí, Señor, pero también los perritos debajo de la mesa, comen de las migajas de los hijos».

Entonces Él le dijo: «¡Anda! Por lo que has dicho, el demonio ha salido de tu hija». Ella se volvió a su casa, y encontró a la niña acostada sobre la cama, y que el demonio había salido.

.

Esta homilía apareció por primera vez aquí el 11 de Febrero de 2021.
[Ver todas las homilías] [Ver todos los cursos] [Podcast]

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡No dejes al padre hablando sólo!

Homilía diaria.
Podcast.
Artículos de formación.
Cursos y aulas en vivo.

En tu Whatsapp, todos los días.

×