Si Dios ya lo sabe todo, ¿por qué pedir algo a Dios?

La oración es parte del hombre

La oración es el medio por el cual llega a Dios nuestros ruegos y clamores, es donde, como niños pequeños pedimos aquello que más necesitamos a nuestro Padre.

El mismo Jesús enseñó con una parábola que era necesario orar siempre sin desanimarse (Lc 18,1).
Pidamos, entonces, siempre con confianza porque la oración ensancha nuestro corazón y nos predispone a pedir. No dudemos en pedir a Dios con insistencia.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡No dejes al padre hablando sólo!

Homilía diaria.
Podcast.
Artículos de formación.
Cursos y aulas en vivo.

En tu Whatsapp, todos los días.

× Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday