fbpx
Sepa cómo ganar Indulgencia plenaria los miércoles de San José

Sepa cómo ganar Indulgencia Plenaria los miércoles de San José

¿Sabías que durante el Año de San José, cada miércoles podes ganarte Indulgencia Plenaria? Conoce las maneras de ganar Indulgencias en este Año dedicado al Glorioso Patriarca San José

De acuerdo con el Decreto de la Penitenciaría Apostólica se concede Indulgencia Plenaria durante el año de San José a los fieles que recen cualquier oración o acto de piedad legítimamente aprobado en honor de San José, por ejemplo «A ti, oh bienaventurado José» del Papa León XIII, especialmente en los siguientes acontecimientos. 

– El 19 de cada mes
– Cada miércoles, día dedicado a la memoria del Santo según la tradición latina.
– Fiesta de la Sagrada Familia de Jesús, María y José
– El domingo de San José (según la tradición bizantina)
– El 19 de marzo
– El 1 de mayo

También se concede la Indulgencia Plenaria a los fieles que recen la letanía de San José (para la tradición latina), o el Akathistos a San José, en su totalidad o al menos una parte de ella (para la tradición bizantina), o alguna otra oración a San José, propia de las otras tradiciones litúrgicas, en favor de la Iglesia perseguida ad intra y ad extra y para el alivio de todos los cristianos que sufren toda forma de persecución.

Desde el 5 de julio de 1883, por decreto del Papa León XIII, los días miércoles están consagrados a la devoción de San José en toda la Iglesia Universal. Fue el mismo León XIII quien el 15 de agosto de 1889 publicó la carta encíclica QuamQuam Pluries en la cual se destacan las virtudes del castísimo Esposo de la Virgen María.

Independientemente de los Miércoles de San José, existen al menos otras  Diez maneras de ganar la indulgencia plenaria durante este año Josefino.

Oración a san José para ganar la indulgencia plenaria

A ti, oh bienaventurado José
Con aquella caridad que te tuvo unido con la Inmaculada Virgen María, Madre de Dios, y por el paterno amor con que abrazaste al Niño Jesús, humildemente te suplicamos que vuelvas benigno los ojos a la herencia que con su Sangre adquirió Jesucristo, y con tu poder y auxilio socorras nuestras necesidades.

Protege, oh providentísimo Custodio de la divina Familia, la escogida descendencia de Jesucristo; aleja de nosotros, oh padre amantísimo, este flagelo de errores y vicios. Asístenos propicio desde el cielo, en esta lucha contra el poder de las tinieblas; y como en otro tiempo libraste de la muerte la vida amenazada del Niño Jesús, así ahora defiende a la santa Iglesia de

Dios de las hostiles insidias y de toda adversidad.

Y a cada uno de nosotros protégenos con tu constante patrocinio, para que, a ejemplo tuyo, y sostenidos por tu auxilio, podamos vivir y morir santamente y alcanzar en los cielos la eterna bienaventuranza. Amén.
(Oración compuesta por León XIII)

De acuerdo con el Decreto de la Penitenciaría Apostólica, para ganar la indulgencia plenaria, además de rezar dicha oración, es necesario cumplir con las condiciones habituales:

1. Tener la disposición interior de un desapego total del pecado, incluso venial.
2. Confesión Sacramental.
3. Comunión Eucarística.
4. Oración por las intenciones del Papa.

También te puede interesar: Vida y Gloria de San José

ETIQUETAS

Si te sirvió este artículo, no dejes de compartirlo.

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra

¡No dejes al padre hablando sólo!

Homilía diaria.
Podcast.
Artículos de formación.
Cursos y aulas en vivo.

En tu Whatsapp, todos los días.

× ¿Dudas?