fbpx

Nuestra Señora del Pilar

Nuestra Señora del Pilar

Evangelio según san Lucas 11, 27-28

Cuando Él hablaba así, una mujer levantando la voz de entre la multitud, dijo: “¡Feliz el seno que te llevó y los pechos que te amamantaron!”. Y Él contestó: “¡Felices más bien los que escuchan la palabra de Dios y la conservan!”


Nuestra Señora del Pilar

Una antigua y venerada tradición refiere que la Santísima Virgen María, en carne mortal, se apareció en Zaragoza sobre una columna o pilar, signo visible de su presencia, alentando al apóstol Santiago en su evangelización por tierras españolas. El santuario levantado en ese lugar es uno de los más visitados en el mundo católico. Bajo su patrocinio de inició la evangelización de América el 12 de Octubre del 1492.

Según documentos del siglo XIII, el Apóstol Santiago, El Mayor, viajó a España a predicar el evangelio (año 40 d.C.), y una noche la Virgen María se le apareció acompañada por un coro de ángeles, (ella aun vivía en Palestina); en un pilar en la ciudad de Zaragoza. La Virgen le habló al Apóstol pidiéndole que se le edificase ahí una iglesia con el altar en derredor al pilar y expresó: «Este sitio permanecerá hasta el fin del mundo para que la virtud de Dios obre portentos y maravillas por mi intercesión con aquellos que imploren mi ayuda». El lugar, ha sobrevivido a invasiones de diferentes pueblos y a la Guerra Civil española de 1936-1939, cuando tres bombas cayeron sobre el templo y no estallaron. También se cree que la Virgen le dio al Apóstol una pequeña estatua de madera. Actualmente esta iglesia se encuentra dentro en la Basílica del Pilar de Zaragoza y es considerada como la primera iglesia construida en nombre de María.

Oración a Nuestra Señora del Pilar
Oh Virgen del Pilar, Reina y Madre, España y todas las naciones hispanas reconocen con gratitud tu protección constante y esperan seguir contando con ella.
Obténnos de tu Hijo fortaleza en la fe, seguridad en la esperanza y constancia en el amor.
Queremos que en todos los instantes de nuestra vida sintamos que tu eres nuestra Madre.
Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra

¡No dejes al padre hablando sólo!

Homilía diaria.
Podcast.
Artículos de formación.
Cursos y aulas en vivo.

En tu Whatsapp, todos los días.

× ¿Dudas?