«Congregará a sus elegidos, desde los cuatro puntos cardinales»

Jesucristo es Rey y ha venido a este mundo para reinar, pero su reinado no se basa en sometimientos ni opresión, él desea que los hombres se sometan libremente a él por amor.

Cuando venga a juzgarnos como Rey del universo, él dará a cada uno según sus obras.

Sin tu ayuda no podremos seguir. Donar ahora.

Evangelio según san Marcos 13,24-32
«Congregará a sus elegidos, desde los cuatro puntos cardinales»

“Pero en aquellos días, después de la tribulación aquella, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y los astros estarán cayendo del cielo, y las fuerzas que hay en los cielos serán sacudidas. Entonces, verán al Hijo del hombre viniendo en las nubes con gran poder y gloria. Y entonces enviará a los ángeles, y congregará a sus elegidos de los cuatro vientos, desde la extremidad de la tierra hasta la extremidad del cielo”.

“De la higuera aprended la semejanza: cuando ya sus ramas se ponen tiernas, y brotan las hojas, conocéis que el verano esta cerca; así también, cuando veáis suceder todo esto, sabed que (Él) está cerca, a las puertas. En verdad, os digo, la generación ésta no pasará sin que todas estas cosas se hayan efectuado. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasaran”.

Compartir:

6 comentarios en “«Congregará a sus elegidos, desde los cuatro puntos cardinales»”

    1. Existe una cantidad, pero no de forma a priori, sino como consecuencia de la elección hecha por Dios. Esto quiere decir que: es falso sostener que Dios haya determinado primero el número y luego la elección. Antes bien, Dios ha elegido primero a los que había de salvar, y el número de estos es la cantidad.

      1. Igual tengo mis dudas con respecto a ésto Padre Miguel, entonces di Dios y ya tiene a sus elegidos, no existe una mínima posibilidad para los que no están en su lista o no comprendo bien nomás??

        1. Que Dios tenga sus elegidos no significa que las personas no puedan convertirse. Nadie se condena sin culpa propia, y nadie está destinado de antemano al infierno. Pero la cuestión de las relaciones entre predestinación y libertad son muy complejas y es necesario mucho ejercicio teológico para comprenderlo. No es posible explicarle sin que se complique la explicación con conceptos muy Difíciles. De todas maneras, el que Dios tenga sus elegidos no hace que haya menos personas que se salven sino al contrario, hace que muchos más puedan salvarse. Pero, repito: Dios no destina a nadie al infierno; el que se condena, lo hace por sus pecados cometidos libremente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡No dejes al padre hablando sólo!

Homilía diaria.
Podcast.
Artículos de formación.
Cursos y aulas en vivo.

En tu Whatsapp, todos los días.

× Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday