fbpx

Pecado

El cuidado de los enfermos

El cuidado de los enfermos

(Mateo 9, 1-8) «¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, decir: “Te son perdonados los pecados”, o decir: “Levántate y camina?” ¡Y bien! para que sepáis que tiene poder el Hijo del hombre, sobre la tierra, de perdonar pecados –dijo, entonces, al paralítico–: “Levántate, cárgate la camilla y vete a tu casa”»

Una profecía de Mons. Fulton Sheen: «Estamos al final de la cristiandad»

En una charla de hace 72 años, el Arzobispo estadounidense Fulton Sheen profetizó muchas de las problemáticas que vive el mundo posmoderno, como la ruptura de la familia, la inmoralidad, la falta de fe, la deshonestidad general, un mundo sin Dios. «Solo aquellos que viven por la fe realmente saben lo que está pasando en el mundo. Las grandes masas sin fe están inconscientes de los procesos destructivos que acontecen», afirmó.

La confesión y la tibieza

La confesión frecuente y una homilía del Santo Cura de Ars sobre la tibieza

Aquel que ama verdaderamente a Dios y pone el mayor interés en la salvación de su alma, toma todas las precauciones posibles para evitar la ocasión de pecar. No se contenta con evitar las faltas graves, sino que pone gran diligencia en combatir las más leves culpas que en su conducta descubre. Mas no es este el amor de Dios del alma tibia.

Carrito de compra
× ¿Dudas?