fbpx

Es propio del amor estar en vela

Es propio del amor estar en vela

Evangelio según san Lucas 12, 35-38

“Estén ceñidos vuestros lomos, y vuestras lámparas encendidas. Y sed semejantes a hombres que aguardan a su amo a su regreso de las bodas, a fin de que, cuando Él llegue y golpee, le abran en seguida. ¡Felices esos servidores, que el amo, cuando llegue, hallará velando! En verdad, os lo digo, el se ceñirá, los hará sentar a la mesa y se pondrá a servirles. Y si llega a la segunda vela, o a la tercera, y así los hallare, ¡felices de ellos!.

1 comentario en “Es propio del amor estar en vela”

  1. Lo tenemos todo para estar vigilantes. Tenemos el aceite del Espíritu Santo que nunca se acaba, por lo tanto nos aseguramos que habrá luz para la vigilia. Tenemos el amor de Jesús, que es un fuego abrazador, que nos ilumina y nos abriga, y nos ayuda a mantener la vigilia. Tenemos a los ángeles orando e intercediendo en favor nuestro. Todo se “complota” en favor nuestro para nuestra salvación. Solo debemos ser vigilantes…

    Bendecido día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra

¡No dejes al padre hablando sólo!

Homilía diaria.
Podcast.
Artículos de formación.
Cursos y aulas en vivo.

En tu Whatsapp, todos los días.

× ¿Dudas?