fbpx

El ejercicio de la autoridad

Evangelio según san Marcos 9, 30-37

Partiendo de allí, pasaron a través de Galilea, y no quería que se supiese; porque enseñó esto a sus discipulos: “El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres y lo harán morir; y tres días después de su muerte resucitará?” Pero ellos no comprendieron estas palabras y temían preguntarle.

Entretanto, llegaron a Cafarnaum; y cuando estuvo en su casa, les preguntó: “¿De qué conversabais en el camino?”. Mas ellos guardaron silencio, porque habían discutido entre sí, durante el camino, sobre quien sería el mayor. Entonces, sentóse, llamo a los Doce y les dijo: “Si alguno quiere, ser el primero, deberá ser el último de todos y el servidor de todos”. Y tomando a un niño, lo puso en medio de ellos, y abrazándolo, les dijo: “El que recibe a uno de estos niños en mi nombre, a Mí me recibe; y el que a Mí me recibe, no me recibe a Mí, sino a Aquel que me envió”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra

¡No dejes al padre hablando sólo!

Homilía diaria.
Podcast.
Artículos de formación.
Cursos y aulas en vivo.

En tu Whatsapp, todos los días.

× ¿Dudas?