fbpx
(Juan 1, 6-8. 19-28) «Yo soy la voz de uno que dama en el desierto: Enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías»

Domingo III – Adviento
Evengelio según san Juan 1, 6-8. 19-28

Apareció un hombre, enviado de Dios, que se llamaba Juan. Él vino como testigo, para dar testimonio acerca de la luz, a fin de que todos creyesen por Él. Él no era la luz, sino para dar testimonio acerca de la luz.

Y he aquí el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron a él, desde Jerusalén, sacerdotes y levitas para preguntarle: “¿Quién eres tú?”. Él confesó y no negó; y confesó: «Yo no soy el Cristo». Le preguntaron: «¿Entonces qué?, ¿Eres tú Elías?». Dijo: «No lo soy». «¿Eres el Profeta?» Respondió: «No». Le dijeron entonces: «¿Quién eres tú?, para que demos una respuesta a los que nos han enviado. ¿Qué dices de ti mismo?” Él dijo: «Yo soy la voz de uno que dama en el desierto: Enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías». Había también enviados de entre los fariseos. Ellos le preguntaron: «¿Por qué, pues, bautizas, si no eres ni el Cristo, ni Elías, ni el Profeta?». Juan les respondió: «Yo, por mi parte, bautizo con agua; pero en medio de vosotros está uno que vosotros no conocéis, que viene después de mí, y al cual yo no soy digno de desatar la correa de su sandalia». Esto sucedió en Betania, al otro lado del Jordán, donde Juan bautizaba.

Padre Miguel Martínez

Sacerdote. De la Comunidad Misionera de Jesús en la Diócesis de Ciudad del Este. Mi apostolado principal ha sido la formación de la juventud y de los laicos en general. Mis áreas de interés en el estudio son la Filosofía, la Liturgia y las Sagradas Escrituras.

Ver todas las entradas

Comentar

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Padre Miguel Martínez

Sacerdote. De la Comunidad Misionera de Jesús en la Diócesis de Ciudad del Este. Mi apostolado principal ha sido la formación de la juventud y de los laicos en general. Mis áreas de interés en el estudio son la Filosofía, la Liturgia y las Sagradas Escrituras.