La muerte del pecado

(Marcos 5, 21-43) Mas Él le dijo: «¡Hija! tu fe te ha salvado. Vete hacia la paz y queda libre de tu mal»