Una guía cristiana para la modestia en los calurosos meses de verano

El mundo moderno necesita modelos de autocontrol y autopresentación dignos; Los cristianos pueden y deben dar el ejemplo. La misma ausencia de exceso es digna de hacer notar su presencia.