Las disposiciones para recibir al Redentor

(Juan 1, 6-8. 19-28) «Yo soy la voz de uno que dama en el desierto: Enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías»