Cómo funciona el cerebro de la mujer y del cerebro de varón

Cada persona, varón o mujer, es titular de un cuerpo que tiene un cerebro nunca acabado, siempre activo. Y la impronta femenina o masculina se manifiesta en la manera de configurar las relaciones personales, de reaccionar, y en definitiva de mirar al mundo.