Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, una imagen rica en simbolismo

«Perpetuo Socorro» indica una fuente de misericordias que nunca se agota, jamás se interrumpe. «Nunca» significa en ningún tiempo, ningún lugar, ninguna circunstancia.