Misiones

La preocupación de san Francisco Javier: que las almas conozcan a Dios

Las tierras del lejano Oriente conocieron la figura de Cristo gracias al sobrehumano esfuerzo apostólico de San Francisco Javier. Su gran preocupación: Que todos conozcan a Dios y se salven. ¡Ay de mí, si no anuncio el Evangelio! De las cartas de san Francisco Javier a san Ignacio Venimos por lugares de cristianos que ahora habrá ocho años que se hicieron cristianos. En estos lugares no habitan portugueses, por ser la tierra muy estéril extremo y paupérrima. Los cristianos de estos lugares, por …

La preocupación de san Francisco Javier: que las almas conozcan a Dios Leer más »

San Francisco Javier

La extensión del reino de Dios y las misiones

Claros son los mandamientos que con respecto a las misiones, Jesucristo nos dejó. Sus últimas palabras, las dirigidas a los apóstoles, en los instantes finales de su estada en la tierra, constituyen su testamento. Claras y terminantes expresan: «A mí se me ha dado testad en el cielo y en la tierra. Id, pues, e instruid todas las naciones, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (San Mateo, XXVIII,18-19).

Jesús quiere ver arder el mundo

Los apóstoles de América

El 12 de octubre de 1492, año de gracia para América, se produce el encuentro de dos mundos. Como dice Iraburu «Quizá nunca en la historia se ha dado un encuentro profundo y estable entre pueblos de tan diversos modos de vida como el ocasionado por el descubrimiento hispánico de América».

Apóstoles de América

Un misionero en tierras lejanas: P. Federico Highton

«Cuéntame la historia de ese Dios». Estos son los frutos de evangelización de un misionero en el Tíbet; su nombre es Federico Juan Highton, un sacerdote argentino que desarrolla su labor evangelizadora en la meseta tibetana, territorio donde hay miles de aldeas que nunca han escuchado hablar de Jesús pero que al ver un crucifijo o escuchar el Evangelio por primera vez, quieren saber más «de ese Dios».

Misionero en tierras lejanas

De la bendición sacerdotal que frenó a los demonios

Una mera bendición sacerdotal, aun en tierras paganas de idolatría y satanismo, destruye las obras de los demonios, que huyen espantados como quien huye del fuego. Este es el Testimonio del Padre Federico, Misionero en el Malawi, sobre la bendición sacerdotal en tierras paganas de idolatría y satanismo, que destruye las obras de los demonios.

De la bendición sacerdotal que frenó a los demonios
× Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday