Jesús nacerá de María, desposada con José, hijo de David

Jesús nacerá de María, desposada con José, hijo de David

Lectio Divina del Evangelio según San Mateo 1, 18-24

DONAR Post de Facebook - Jesús nacerá de María, desposada con José, hijo de David

LECTURA

Sin tu ayuda no podremos seguir. Donar ahora.

El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo: “José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.”

Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que había dicho el Señor por el Profeta: “Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa “Dios-con-nosotros”. “Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y se llevó a casa a su mujer.

MEDITACIÓN

San José decide en secreto abandonar a la Santísima Virgen María, pero es detenido por el Ángel que le dice: «No temas recibir a María tu esposa, porque su concepción proviene del Espíritu Santo».

El evangelio nos narra la fe de María y de José, ambos respondieron fielmente al llamado de Dios y se abandonaron a su santa providencia. La Virgen confió en Dios y dejó que sea él quien revele a San José el gran prodigio de la obra redentora. San José, por su parte, se consideraba indigno de ser el Padre del Mesías esperado, pero Dios por medio del Ángel le revela sus designios.

La Virgen María, San José y Jesús resplandecen en las virtudes de la humildad, la obediencia, la fe y la Santidad. Pidamos a Dios que nos conceda a nosotros esas virtudes que vamos a contemplar intensamente en el pesebre de Belén en esta Navidad.

ORACIÓN

Al mirar Señor a tu Madre y su silencio y cómo guardó el secreto de la Anunciación tan tiernamente, queriendo que sea Dios mismo quien la defienda y quien revele su secreto, ha guardar ella ese secreto purísimo de tu Encarnación en su corazón.

El Ángel vino de los cielos y anunció el Misterio de nuestra Redención, Redención que nos viene por medio del silencio, el ocultamente, la sencillez y la absoluta humildad de una niña de Nazaret. También nos diste el ejemplo de San José, ejemplo de humildad, silencio y obediencia, por eso Señor, al meditar en estas cosas aumenta en nosotros la humildad, la sencillez y la obediencia para que seamos como la Santísima Virgen María, como San José y como tu Señor que te entregaste por nosotros en el silencio de la cruz.

Compartir:

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡No dejes al padre hablando sólo!

Homilía diaria.
Podcast.
Artículos de formación.
Cursos y aulas en vivo.

En tu Whatsapp, todos los días.

× Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday