fbpx
(Mateo 11, 25-30) La infancia espiritual consiste en que Dios ha querido mostrar los secretos de su reino a aquellos hijos que confían en él.

Dios ha querido mostrar los secretos de su reino sólo aquellos que confían en él. Es como un padre que ofrece sus mejores dones a aquellos que le piden. Dios, ciertamente, hace salir su sol sobre justos y pecadores, pero su gracia, sólo a sus hijos. En esto consiste la infancia espiritual.

¿Quiénes son los sabios y entendidos según el mundo? ¿Tiene Dios contrariedad con la sabiduría? ¿Dios da alguna sabiduría a los que confían en él? ¿Quién es la gente sencilla? ¿Cómo se descansa en Dios?

Te puede interesar:
«Nada oculto hay que no llegue a saberse»

También puede interesarte: La infancia espiritual del cristiano explicada por el P. Royo Marín.


Mateo 11, 25-30: Infancia Espiritual.

En aquel tiempo, Jesús exclamó: «¡Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y las has revelado a la gente sencilla! Gracias, Padre, porque así te ha parecido bien. El Padre ha puesto todas las cosas en mis manos.

Nadie conoce al Hijo sino el Padre; nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. Vengan a mí, todos los que están fatigados y agobiados por la carga y yo les daré alivio. Tomen mi yugo sobre ustedes y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontrarán descanso, porque mi yugo es suave y mi carga, ligera».

Padre Miguel Martínez

Sacerdote. De la Comunidad Misionera de Jesús en la Diócesis de Ciudad del Este. Mis áreas de interés son principalmente la formación de la juventud y de los laicos en general.

Ver todas las entradas

Comentar

¿Qué te pareció este artículo?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.