fbpx
Una vida sin oración es una vida solitaria y extraviada, es perder el camino, porque el hombre fue creado por Dios y para Dios.

Una vida sin oración es una vida solitaria y extraviada, es perder el camino, porque el hombre fue creado por Dios y para Dios. Dice San Agustín, «para ti nos creaste Señor, y mi corazón está inquieto hasta que no repose en ti». 

El apostolado requiere contemplación, pues no consiste solo en la transmisión de una doctrina, sino sobre todo en el testimonio de una persona, Jesucristo. «Nosotros no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído» (Hch 4, 20).

Te puede interesar:
El culto al Corazón de Jesús

El apostolado requiere oración de petición, pues solo la gracia interior del Espíritu puede abrir el corazón de los hombres a la gracia externa de la predicación.

Solamente el que se esfuerza por hacer oración, es el que persevera en el apostolado.

ÍNDICE de esta serie:

Te puede interesar:
08 Creo en Jesucristo, que murió y resucitó

Padre Miguel Martínez

Sacerdote. De la Comunidad Misionera de Jesús en la Diócesis de Ciudad del Este. Mi apostolado principal ha sido la formación de la juventud y de los laicos en general. Mis áreas de interés en el estudio son la Filosofía, la Liturgia y las Sagradas Escrituras.

Ver todas las entradas

Comentar

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Padre Miguel Martínez

Sacerdote. De la Comunidad Misionera de Jesús en la Diócesis de Ciudad del Este. Mi apostolado principal ha sido la formación de la juventud y de los laicos en general. Mis áreas de interés en el estudio son la Filosofía, la Liturgia y las Sagradas Escrituras.