fbpx
Estamos en casa, sin poder salir, cumpliendo las directrices de las autoridades sanitarias. Pero «habrá Semana Santa», porque los cristianos no podemos dejar de hacer memoria de Jesucristo, muerto y resucitado por nosotros. Por ello, te proponemos algunos actos de devoción que podrías realizar con tu familia, desde tu casa.

1. Preparar un altar 

Para fomentar la devoción, prepara en tu casa un pequeño altar con el crucifijo o una reproducción de la imagen del Señor y de la Santísima Virgen, una Biblia y una vela, donde puedas comenzar y terminar la jornada con una sencilla oración, recordando el misterio que contemplamos cada día. 

2. Recuperar el ayuno y recordar a los pobres

Enseñar a los hijos a guardar el ayuno de acuerdo a su edad y condición física. Los adultos (hasta 65 años) deben ayunar y abstenerse de carne obligatoriamente el viernes santo, sin embargo, es conveniente que desde el Domingo de Ramos la comida sea más austera, para que con esta privación nos unamos a los sufrimientos de Nuestro Señor Jesucristo. Junto con el ayuno, ofrecer también una limosna para ayudar a los más necesitados; esto ayuda a desprenderse de los bienes materiales para anhelar los del cielo. 

3. Tener un horario fijo de oración 

Las familias ahora tienen una oportunidad de oro de vivir la experiencia de los cristianos en tiempos de persecución y de iglesia clandestina. Las familias pueden vivir este tiempo como Iglesia doméstica. Puesto que hay imposibilidad de ir a misa y asistir a las celebraciones de Semana Santa, los padres católicos pueden reunir a su familia en casa para dedicar una hora a la oración para santificar ese día.

Sugerencias de actos piadosos para cada día de la Semana Santa

Domingo de Ramos

Se recuerda la entrada de Jesús a Jerusalén en la que el pueblo lo alaba como rey con cantos y palmas. Nosotros también lo reconocemos como Nuestro Rey y Señor. 

Si es posible, adornar la casa con ramos principalmente en las puertas y dar a los niños que sostengan algunas.   

  1. Acto de contrición

Me pesa, Dios mío, de todo corazón haberos ofendido y aborrezco todos mis pecados por temor a perder el Cielo y a las penas del Infierno, pero ante todo por haberos ofendido, Dios mío, que eres todo bien y digno de todo mi amor. Ayudado de tu divina gracia, me propongo firmemente confesar mis pecados, hacer penitencia y enmendar mi vida, amén.

2. Lectura del evangelio.
3. Meditación. (Meditaciones de San Francisco de Sales)
4. Credo.
5. Comunión espiritual
6. Oración final.

Señor Jesús, con este ramo te acompañamos hoy a recordar tu entrada en Jerusalén. Nosotros, como aquellos discípulos, queremos seguirte y subir hasta el Calvario de la Cruz, desde donde reinas. Ahora, te pedimos que protejas a nuestra familia de todo mal y nos conviertas en testigos de tu amor y tu paz, para que un día podamos reinar contigo en la Jerusalén celestial, donde vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Lunes Santo

El evangelio de San Juan que es proclamado este día refleja el pasaje de la Unción en Betania, cuando Jesús visita la casa de Lázaro (al que había resucitado), donde María, una de las hermanas de éste, le unge costosos perfumes.

  1. Acto de contrición
  2. Lectura del evangelio
  3. Meditación (Meditaciones de San Francisco de Sales)
  4. Rosario.

Martes Santo

Este día se recuerda mediante el evangelio de San Juan cuando Jesús anticipa a sus discípulos la traición de Judas Iscariote, así como las tres veces que San Pedro lo negará.

  1. Acto de contrición
  2. Lectura del evangelio
  3. Meditación (Meditaciones de San Francisco de Sales)
  4. Rosario.

Miércoles Santo

Marca el final de la Cuaresma y el comienzo de la Pascua; en éste se recuerda el momento en el que Judas Iscariote con el Sanedrín, el tribunal religioso judío, para pactar la entrega de Jesús a cambio de 30 monedas.

  1. Acto de contrición
  2. Lectura del evangelio
  3. Meditación (Meditaciones de San Francisco de Sales)
  4. Rosario.

Jueves Santo

Se recuerda la Última Cena de Jesús con sus apóstoles en la que les lavó los pies. Al terminar la cena Jesús se fue a orar al Huerto de los Olivos, ahí pasó toda la noche y después de la oración llegaron a aprehenderlo.

  1. Acto de contrición
  2. Lectura del evangelio
  3. Meditación (Meditaciones de San Francisco de Sales)
  4. Comunión espiritual.
  5. Rosario

Viernes Santo

Ese día se recuerda la Pasión de Cristo, su prisión, los interrogatorios de Herodes y Pilato; la flagelación, la coronación de espinas y la crucifixión.

Ese día es recomendable rezar el vía crucis marcando las estaciones en varios puntos de la casa. El padre de familia puede llevar la Cruz en las primeras estaciones y luego ir pasando a la madre y esta a los niños. 

  1. Acto de contrición
  2. Meditación (Meditaciones de San Francisco de Sales)
  3. Vía Crucis. (Rezar aquí)

En algún otro momento del día, de preferencia al mediodía, por ser la hora de la crucifixión, leer el Sermón de las siete palabras (Leer aquí).

A las tres de la tarde, por ser la hora de la muerte de Nuestro Señor Jesucristo, rezar la Coronilla de la Divina Misericordia (Rezar aquí). 

Sábado de Gloria

Se trata del día que pasó entre la muerte y la resurrección de Jesús; para los cristianos representa un momento de luto y tristeza. Por la noche se lleva a cabo una vigilia pascual para celebrar el regreso de Cristo; aquí se acostumbra bendecir el agua y encender las velas en señal de la Resurrección de Jesús, la gran fiesta de los católicos. 

Es una costumbre muy piadosa ofrecer aún este día el ayuno y/o la abstinencia de carne para honrar a Nuestra Madre. Conviene preparar un altar con una imagen de la Virgen Santísima y adornarla con flores.

Durante el día rezar la Coronilla de los Siete Dolores y/o el rosario. (Rezar aquí

Al anochecer, encender velas y realizar el acto sugerido. 

  1. Acto de contrición
  2. Lectura del evangelio
  3. Meditación (Meditaciones de San Francisco de Sales)

Domingo de Resurrección

También se le conoce como Domingo de Pascua. Es el día más importante los católicos, ya que se recuerda el momento en que Jesús resucitó y es interpretado como oportunidad de salvación, de entrar al cielo. Pascua es el paso de la muerte a la vida.

Es muy importante demostrar la alegría pascual mediante juegos con los niños, regalos de pascua, banquetes, etc. Que se note el contraste con los días anteriores que fueron de recogimiento y penitencia. 

  1. Acto de contrición.
  2. Lectura del evangelio.
  3. Credo.
  4. Comunión espiritual
  5. Preces

Glorifiquemos a Cristo, resucitado de entre los muertos como primicia de los que se han dormido, y supliquémosle, diciendo:

Tú que has resucitado de entre los muertos, escucha, Señor, nuestra oración.

Acuérdate, Señor, de tu Iglesia santa, edificada sobre el cimiento de los apóstoles y extendida hasta los confines del mundo: que tus bendiciones abundantes se derramen sobre cuantos creen en ti. R/

Tú, Señor, que eres el médico de nuestros cuerpos y de nuestras almas,
visítanos con tu amor y sálvanos. R/

Tú que experimentaste los dolores de la cruz y ahora estás lleno de gloria,
levanta y consuela a los enfermos y líbralos de sus sufrimientos. R/

Tú que anunciaste la resurrección a los que yacían en las tinieblas del abismo,
libra a los prisioneros y oprimidos y da pan a los hambrientos. R/

Se pueden añadir algunas intenciones libres R/

Tú, Señor, que en la cruz destruiste nuestra muerte y mereciste para todos el don de la inmortalidad,
concede a nuestros hermanos difuntos la vida nueva de tu reino. R/

Terminemos nuestra oración con las palabras del Señor:
Padre nuestro…

  1. Oración final

Oh Dios, que has reunido a pueblos diversos en la confesión de tu nombre, concede a los que han renacido en la fuente bautismal una misma fe en su espíritu y una misma caridad en sus vidas. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén

Hna. Claudia Ortiz

Religiosa. Miembro permanente de la Comunidad Misionera de Jesús. Hizo estudios de Economía y es licenciada en Historia. Tengo un gran interés por la apología histórica, con la que se desentraña la verdad de la Providencia Divina en los aconteceres humanos.

Ver todas las entradas

Comentar

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hna. Claudia Ortiz

Religiosa. Miembro permanente de la Comunidad Misionera de Jesús. Hizo estudios de Economía y es licenciada en Historia. Tengo un gran interés por la apología histórica, con la que se desentraña la verdad de la Providencia Divina en los aconteceres humanos.