fbpx
Explicaremos acerca de la Religión en general: La naturaleza de la religión, su necesidad y distinciones.

En esta primera clase del curso de Introducción a la Religión explicaremos acerca de la Religión en general. Para ello dividiremos en tres partes: a) La naturaleza de la religión; b) la necesidad de la religión; y c) división de la religión.


Lo primero que podemos entender sobre religión es que es una ciencia; es decir, una ciencia que perfecciona nuestro entendimiento, que proporciona conocimientos y así decimos entonces que la Religión es la más necesaria de las ciencias.

Pero también se puede entender la religión como virtud que perfecciona nuestra voluntad.

La palabra religión viene probablemente del verbo latino religare, que significa ligar, atar; pues la religión es el lazo que une al hombre con Dios mediante su amor y servicio.

El hombre se entiende o se ve, por sí mismo, separado de Dios, alejado de Dios; entonces, lo que hace la religión es volver a unir al hombre con Dios. Esto es lo que intentan todas las religiones, pero solamente una religión verdadera podría conseguirlo efectivamente, no solamente como pretensión, sino efectivamente, como unión real.

DEFINICIÓN: La religión es la ciencia que nos enseña el conocimiento de Dios, de los deberes que nos ha impuesto, y los medios que nos llevan a Él.

Los elementos que encierra la religión son tres: Dogma, Moral y Culto.

El Dogma comprende las verdades que debemos creer; la Moral las obras que debemos practicar y el Culto, los medios con los cuales honramos a Dios y procuramos nuestra salvación.

El Dogma está comprendido en el Credo, la Moral en los mandamientos y el Culto en la oración y los sacramentos.

Así entonces, el elemento fundamental de la Religión es el Dogma, ya que, sin conocer a Dios, a la religión revelada por Él y a la Iglesia fundada por Él, mal podemos obedecer sus mandamientos, ni aprovechar los medios de santificación que nos brinda.

Por tanto, en el hombre hay tres facultades principales, a saber:

1° La facultad de conocer, o sea el entendimiento.
2° La facultad de querer y obrar, que es la voluntad.
3° La facultad de sentir, o sea el corazón.

Así entonces,

El Dogma perfecciona el entendimiento, enseñándole las verdades que debe conocer y creer,

La Moral perfecciona la voluntad, enseñándole lo que debe hacer y lo que debe evitar para salvarse,

El Culto perfecciona a la vez la voluntad y el corazón; la voluntad en cuanto que la fortalece mediante la gracia, la oración y los sacramentos; y el corazón en cuanto que, mediante las sagradas imágenes, el canto y todas las ceremonias sagradas, hace nacer en él sentimientos de religiosidad y de piedad.

Los sentimientos no son malos, es malo el sentimentalismo, pero no los sentimientos que los ha creado Dios. El sentimentalismo, que pone el corazón por sobre todo lo demás, por sobre el dogma, por sobre la moral, eso es lo que está mal y no los sentimientos, el corazón.

El culto, como la Iglesia manda, con su belleza, con su tradición, con su altura –pensemos en el canto gregoriano, en la liturgia católica, en los sermones, en el arte sagrado– todo ello lo que hace es perfeccionar nuestro corazón para que nuestro corazón tenga los mismos sentimientos que Cristo.

No podemos pensar nosotros que podemos ser buenos sin la ayuda de Dios; solamente se puede ser bueno con su ayuda.

En la religión podemos identificar un doble fin: a) Su fin próximo, que es el conocimiento, amor y servicio de Dios en esta vida; b) Y su fin remoto, que es el procurarnos la posesión de Dios en el cielo.

En el próximo, la religión procura que nosotros conozcamos, amemos y sirvamos a Dios; esto es, Dogma, Moral, Culto.

Y el fin remoto es la posesión a Dios en el cielo, es decir, la salvación.

Padre Miguel Martínez

Sacerdote. De la Comunidad Misionera de Jesús en la Diócesis de Ciudad del Este. Mi apostolado principal ha sido la formación de la juventud y de los laicos en general. Mis áreas de interés en el estudio son la Filosofía, la Liturgia y las Sagradas Escrituras.

Ver todas las entradas

Comentar

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Padre Miguel Martínez

Sacerdote. De la Comunidad Misionera de Jesús en la Diócesis de Ciudad del Este. Mi apostolado principal ha sido la formación de la juventud y de los laicos en general. Mis áreas de interés en el estudio son la Filosofía, la Liturgia y las Sagradas Escrituras.