fbpx

Oportunidades para ganar Indulgencia Plenaria durante el Triduo Pascual

Oportunidades para ganar Indulgencia Plenaria durante el Triduo Pascual

La indulgencia es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados, en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los santos.

Jueves Santo

– Al fiel cristiano que rece piadosamente la oración «Tantum ergo»  después de la Misa de la Cena del Señor (59).
– Al fiel cristiano que visite el Santísimo Sacramento reservado en el monumento Eucarístico por espacio de media hora.

«Tantum ergo» (Adorad postrados)

Adorad postrados este Sacramento.
Cesa el viejo rito; se establece el nuevo.
Dudan los sentidos y el entendimiento:
que la fe lo supla con asentimiento.
Himnos de alabanza, bendición y obsequio;
por igual la gloria y el poder y el reino
al eterno Padre con el Hijo eterno
y el divino Espíritu, que procede de ellos. Amén.
Les diste pan del cielo. Que contiene en sí todo deleite.

Oremos: Oh Dios que en este sacramento admirable nos dejaste el memorial de tu pasión, te pedimos nos concedas venerar de tal modo los sagrados misterios de tu cuerpo y de tu sangre, que experimentemos constantemente en nosotros el fruto de tu redención. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén. (Ritual de la sagrada Comunión, núms. 158 y 164).

Lectura Recomendada: Oraciones al Santísimo Sacramento

Viernes Santo

Adoración de la cruz
– Se concede Indulgencia Plenaria al fiel cristiano que el Viernes Santo de la Pasión y Muerte del Señor asista piadosamente a la adoración de la cruz en la solemne acción litúrgica (17).

Vía crucis
–  Al fiel cristiano que practique el piadoso ejercicio del Vía Crucis ante las estaciones  legítimamente erigidas (63).

Lectura Recomendada: Rezo del Vía Crucis

Vigilia Pascual

Renovación de las promesas del bautismo
Se concede indulgencia parcial al fiel cristiano que renueve las promesas del bautismo, valiéndose de cualquier fórmula usual: si lo hace en la celebración de la Vigilia pascual o en el día aniversario de su bautismo, gana indulgencia plenaria (70).

Domingo de Pascua

El Domingo de Pascua de la Resurrección del Señor se puede ganar indulgencia plenaria si se recibe piadosamente, aunque sea por la radio, la televisión, o las nuevas tecnologías la bendición Urbi et orbi impartida por el papa, o la bendición apostólica impartida por el obispo diocesano (12).

Ejercicios Espirituales

Se concede indulgencia plenaria al fiel cristiano que practique ejercicios espirituales al menos durante tres días íntegros.

También es posible ganar indulgencia parcial:
• Rezando el Santo Rosario en una iglesia, en un oratorio, en familia, o en comunidad.
• Adorando al Santísimo durante media hora o más.
• Leer la Sagrada Escritura durante al menos media hora.

Condiciones para recibir indulgencias

1.Tener la intención de ganar indulgencias.
2.Confesión Sacramental. La confesión puede hacerse el mismo día que se quiere ganar la indulgencia o bien, como se dijo: 8 días antes o bien, 8 días después.
3.Comunión Eucarística. Se debe comulgar el mismo día que se quiere ganar la indulgencia plenaria.
4.Orar por las intenciones del Santo Padre (Padre Nuestro, Ave María y Gloria) para afirmar la propia pertenencia a la Iglesia, cuyo fundamento y centro visible de unidad es el Romano Pontífice.
5.No tener afecto a pecado alguno (ni venial siquiera). Tener la intención de evitar cualquier tipo de pecado.

Nota: La indulgencia plenaria solo puede ser adquirida una vez en el transcurso del día.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra

¡No dejes al padre hablando sólo!

Homilía diaria.
Podcast.
Artículos de formación.
Cursos y aulas en vivo.

En tu Whatsapp, todos los días.

× ¿Dudas?