fbpx
En esta meditación vamos a asomarnos a un abismo insondable de gracias, de bellezas infinitas, de tesoros incalculables: El Sagrado Corazón de Jesús.

El corazón de Jesús como símbolo de su amor y de toda su vida afectiva, exultante de gozo por la oveja hallada, aplastado de tristeza en Getsemaní.

Padre Miguel Martínez

Padre Miguel Martínez

Sacerdote. De la Comunidad Misionera de Jesús en la Diócesis de Ciudad del Este. Mi apostolado principal ha sido principalmente la formación de la juventud y de los laicos en general. Mis áreas de interés en el estudio son la Filosofía, la Liturgia y las Sagradas Escrituras.

Ver todas las entradas

Comentar

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.