fbpx

«Lo que hicieron con ellos, conmigo lo hicieron»

(Mateo 25, 31-46) «Entonces dirá el rey a los de su derecha: “Vengan, benditos de mi Padre; tomen posesión del Reino preparado para ustedes desde la creación del mundo; porque estuve hambriento y me dieron de comer, sediento y me dieron de beber, era forastero y me hospedaron, estuve desnudo y me vistieron, enfermo y me visitaron, encarcelado y fueron a verme”»

«Te felicito, siervo bueno y fiel»

(Mateo 25, 14-30) ¡Ay de aquellos al que el Señor les diga: «Empleado negligente y holgazán (...) Quitadle el talento y dádselo al que tiene diez. Porque al que tiene se le dará y le sobrará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese empleado inútil echadle fuera, a las tinieblas; allí será el llanto y el rechinar de dientes»!.

Parábola de las 10 vírgenes

(Mateo 25, 1-13) «Las vírgenes descuidadas dijeron a las previsoras: "Dennos un poco de su aceite, porque nuestras lámparas se están apagando". Las previsoras les contestaron: "No, porque no va a alcanzar para ustedes y para nosotras"».

Las bienaventuranzas

(Mateo 5, 1-12) «Dichosos serán ustedes, cuando los injurien, los persigan y digan cosas falsas de ustedes por causa mía. Alégrense y salten de contento, porque su premio será grande en los cielos»

«¿De quién es esta imagen?»

(Mateo 22, 15-21) La imagen de Dios esta impregnada en el alma del hombre, por ellos, somos de Dios y a él debemos volver. «Dar al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios» representa ofrendar a Dios nuestra vida, pues él nos ha creado y a él pertenecemos.

«Tu, no piensas como Dios»

(Mateo 16, 21-27) «El que quiera venir conmigo, que renuncie a sí mismo, que tome su cruz y me siga. Pues el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mí, la encontrará» este es el llamado de Nuestro Señor para aquellos que quieren ganarse la vida eterna.