fbpx
(Mateo 22, 34-4) En el mandamiento más importante está sintetizado toda la ley y los profetas: «Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Éste es el más grande y el primero de los mandamientos».

La restauración del hombre consiste en su retorno a Dios. Teniendo como centro de su vida el mandamiento más importante: «Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón».

Como cristianos debemos preguntarnos: ¿Amo a Dios con todo el corazón, con toda el alma y con toda la mente? ¿En que están mis afectos? ¿Hay algo que ame más que a Dios?

San Juan nos dirá que amar a Dios es cumplir los mandamientos, por lo que todo nuestro ser debe estar destinado a Dios.


Evangelio según Mateo 22, 34-4
Domingo XXIX – Durante el año
«Maestro, ¿cuál es el mandamiento más grande de la ley?»

En aquel tiempo, habiéndose enterado los fariseos de que Jesús había dejado callados a los saduceos, se acercaron a él. Uno de ellos, que era doctor de la ley, le preguntó para ponerlo a prueba: «Maestro, ¿cuál es el mandamiento más grande de la ley?»

Jesús le respondió: «Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Éste es el más grande y el primero de los mandamientos. Y el segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. En estos dos mandamientos se fundan toda la ley y los profetas».

Padre Miguel Martínez

Sacerdote. De la Comunidad Misionera de Jesús en la Diócesis de Ciudad del Este. Mi apostolado principal ha sido la formación de la juventud y de los laicos en general. Mis áreas de interés en el estudio son la Filosofía, la Liturgia y las Sagradas Escrituras.

Ver todas las entradas

Comentar

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Padre Miguel Martínez

Sacerdote. De la Comunidad Misionera de Jesús en la Diócesis de Ciudad del Este. Mi apostolado principal ha sido la formación de la juventud y de los laicos en general. Mis áreas de interés en el estudio son la Filosofía, la Liturgia y las Sagradas Escrituras.