fbpx
Slide 1 Heading
Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolor
Click Here
Slide 2 Heading
Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolor
Click Here
Slide 3 Heading
Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolor
Click Here
Previous
Next

Cursos de Formación Católica para todos

La semilla de Dios crece por sí misma

(Marcos 4, 26-34) «Sucede con el reino de Dios lo que sucede cuando un hombre arroja la simiente en tierra. Ya sea que duerma o esté despierto, de noche, y de días la simiente germina y crece, y él no sabe como»

Leer más »

Necesidad de la reparación

(Mateo 5, 20-26) «Os digo, pues, que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos»

Leer más »

La inmutable ley de Dios

(Mateo 5, 17-19) «No vayáis a pensar que he venido a abolir la Ley y los Profetas. Yo no he venido para abolir, sino para dar cumplimiento. En verdad os digo, hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota, ni un ápice de la Ley pasará, sin que todo se haya cumplido»

Leer más »
Beata María del Divino Corazón de Jesús

Confidentes del Sagrado Corazón de Jesús: Beata María del Divino Corazón de Jesús

Esta monja alemana vivió los treinta y seis años de su vida como un continuado acto de amor y reparación al Divino Corazón de Jesús, objeto de su adoración y adhesión continuas. Para ella la devoción al Corazón de Cristo era una forma perfecta de vivir la fe, y en esta devoción destacaba singularmente la consagración al Corazón divino, entrega mediante la cual Cristo se hace dueño de los corazones y reina en ellos. Motivo gracias a sus cartas, a pedido del mismo Jesucristo, a que el Papa León XIII, consagrara el mundo al Sagrado Corazón de Jesús.

Leer más »

Acceso de Alumnos

spotify apple-podcast

La semilla de Dios crece por sí misma

(Marcos 4, 26-34) «Sucede con el reino de Dios lo que sucede cuando un hombre arroja la simiente en tierra. Ya sea que duerma o esté despierto, de noche, y de días la simiente germina y crece, y él no sabe como»

Read More »

Necesidad de la reparación

(Mateo 5, 20-26) «Os digo, pues, que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos»

Read More »

La inmutable ley de Dios

(Mateo 5, 17-19) «No vayáis a pensar que he venido a abolir la Ley y los Profetas. Yo no he venido para abolir, sino para dar cumplimiento. En verdad os digo, hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota, ni un ápice de la Ley pasará, sin que todo se haya cumplido»

Read More »
Beata María del Divino Corazón de Jesús

Confidentes del Sagrado Corazón de Jesús: Beata María del Divino Corazón de Jesús

Esta monja alemana vivió los treinta y seis años de su vida como un continuado acto de amor y reparación al Divino Corazón de Jesús, objeto de su adoración y adhesión continuas. Para ella la devoción al Corazón de Cristo era una forma perfecta de vivir la fe, y en esta devoción destacaba singularmente la consagración al Corazón divino, entrega mediante la cual Cristo se hace dueño de los corazones y reina en ellos. Motivo gracias a sus cartas, a pedido del mismo Jesucristo, a que el Papa León XIII, consagrara el mundo al Sagrado Corazón de Jesús.

Read More »

El pecado de la tibieza

(Mateo 5, 13-16) «Vosotros sois la sal de la tierra. Mas si la sal pierde su sabor, ¿con qué será salada? Para nada vale ya, sino para que, tirada fuera, la pisen los hombres»

Read More »
La semilla brota y crece sin que el hombre sepa cómo

La semilla brota y crece sin que el hombre sepa cómo

(Marcos 4, 26-34) «Sucede con el reino de Dios lo que sucede cuando un hombre arroja la simiente en tierra. Ya sea que duerma o esté despierto, de noche, y de días la simiente germina y crece, y él no sabe como. Por sí misma la tierra produce primero el tallo, después la espiga, y luego el grano lleno en la espiga. Y cuando el fruto está maduro, echa pronto la hoz, porque la mies está a punto»

Read More »

Solemnidad de Corpus Christi

(Marcos 14, 12-16. 22-26) Y mientras ellos comían, tomó pan, y habiendo bendecido, partió y dió a ellos y dijo: «Tomada éste es el cuerpo mío». Tomó luego un cáliz, y después de haber dado gracias dió a ellos; y bebieron de él todos. Y les dijo: «Ésta es la sangre mía de la Alianza, que se derrama por muchos. En verdad, os digo, que no beberé ya del fruto de la vid hasta el día aquel en que lo beberé nuevo en el reino de Dios»

Read More »

Los confidentes del Sagrado Corazón de Jesús

Sabemos nosotros el lugar preeminente que posee Santa Margarita María de Alacoque, en la devoción al Sagrado Corazón, pero no fue ella su única confidente. A lo largo de la historia, Nuestro Señor suscitó devotos a su Corazón prodigándoles muestras irrefutables de su amor. Te invitamos a que puedas conocer a estos santos, algunos de ellos no tan conocidos, y su especial relación con aquel Corazón que tanto ha amado a los hombres.

Read More »