Somos llamados a ser Pescadores de Hombres

(Marcos 1, 14-20) Díjoles Jesús: «Venid, seguidme, y Yo os haré pescadores de hombres»