Santos Joaquín y Ana, padres de la Virgen María

(Mateo 13, 16-17) «¡Felices de vuestros ojos porque ven, vuestros oídos porque oyen!»