Cómo aprovechar la ociosidad, «el tiempo libre»

Dice Stevenson que existe una ociosidad positiva, esta ociosidad «no consiste en no hacer nada, sino en hacer muchas cosas no reconocidas», es decir, hacer algo distinto de un trabajo servil: por ejemplo, mirar a las estrellas, recolectar flores, «llegar a la contemplación».