fbpx
Amar es desear el bien a la persona amada. El Corazón de Jesús proyecta toda la potencia infinita de su amor hacia Dios y los hombres.

¡Que abismo de amor es el corazón de Jesús! No podremos nunca comprender cuán grande es su amor hacia los hombres, pero podemos vislumbrarlo en algo, para así encendernos en amor a Él.

El Corazón de Jesús es nuestro modelo. También nosotros debemos asemejamos a El en la doble proyección de su amor.

Padre Miguel Martínez

Sacerdote. De la Comunidad Misionera de Jesús en la Diócesis de Ciudad del Este. Mi apostolado principal ha sido principalmente la formación de la juventud y de los laicos en general. Mis áreas de interés en el estudio son la Filosofía, la Liturgia y las Sagradas Escrituras.

Ver todas las entradas

Comentar

¿Qué te pareció este artículo?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.