fbpx

Autor: Hna. Noelia Gimenez

Hna. Noelia GimenezReligiosa. Miembro permanente de la Comunidad Misionera de Jesús.

Santo Tomás de Aquino, maestro de vida espiritual

Una profunda vida de oración es lo que vemos en toda la obra de Santo Tomás de Aquino: lejos de ser algo frío y «matemático», el pensamiento del Aquinate deja transparentar, todo ese tesoro escondido de ardiente caridad sobrenatural que iluminaba y enardecía el alma de este que fue «el más sabio de los santos y el más santo de los sabios». Vida de Santo Tomás Nació Tomás, en el año 1225, en Roccasecca, comuna del reino de Nápoles, hoy situada en...

Los ángeles y Santo Tomás de Aquino

No debemos olvidar a estos seres que tienen la gran labor de conducirnos a Dios, el mundo moderno nos insta a dejar esta gran devoción de orar a nuestros ángeles custodios e inclusive el de conversar con ellos.

Ella es nuestra Madre: Maternidad Divina de María

1 de enero, Solemnidad de Santa María Madre de Dios. «Fiat mihi secundum Verbum tuum» Hágase en mí según tu Palabra. Así, se daba inicio a la historia de nuestra salvación; en donde de una humilde mujer de Nazaret, llamada María, se esperaba la pronunciación de una sola palabra, de afirmación o de negación. Y, esta afirmación le bastó para convertirse en no sólo madre de Dios, sino que también, en madre de toda la humanidad. Como católicos...

Nuestra oración por aquellos que se han ido

La Conmemoración de los fieles Difuntos es un día profundamente recordado, celebrado desde tiempos inmemoriales en la tradición de la Iglesia, en donde oramos por aquellos fieles que han acabado su vida terrena y que se encuentran aún en estado de purificación en el Purgatorio.

El Escapulario del Carmen, prenda de salvación

Una de las manifestaciones de amor de nuestra Madre para con nosotros, es el Escapulario del Carmen, que con la utilización del mismo y su intercesión hará que alcancemos, lo antes posible, la Patria Celestial, cumpliendo su promesa: «el que muera con él no padecerá el fuego eterno».

La Castidad: ¿es posible vivirla?

El drama actual de la sexualidad está en que cuando el cuerpo se separa de su Creador, se rebela contra el hombre y pierde su capacidad de expresar la comunión. «La castidad nos recompone; nos devuelve a la unidad que habíamos perdido al habernos dispersado» (San Agustín).