fbpx
La Iglesia tiene sus raíces en la promesa de Dios de convocar a todos los hombres en un Nuevo Pueblo, y fue querida e instituida por Jesús.

Compendio, números 147 a 160 y 194 a 195

Introducción

Muchos están dispuestos a adherirse a la persona de Jesús, pero respecto de la Iglesia toman distancia. Sin embargo, la Iglesia tiene sus raíces en la promesa de Dios de convocar a todos los hombres en un Nuevo Pueblo, y fue querida e instituida por Jesús. Jesucristo y la Iglesia son inseparables. ¿Por qué la Iglesia? No podemos tener a Jesús sin la realidad que Él ha creado y en la cual se comunica.

«Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia y el poder del infierno no la derrotará. Te daré las llaves del Reino».

Mt 16, 18-19

Exposición de la fe

1.     Qué es la Iglesia

La palabra griega «Ekklesia» significa convocación o reunión de una asamblea. En ese caso, es Dios quien convoca. La Iglesia también es: Pueblo de Dios y Cuerpo de Cristo. Otras imágenes asociadas a la Iglesia encontraremos en la vida pastoril, agrícola, de la construcción y familiar.

(Leer nn. 147 y 148)

Este pueblo, reunido por Dios tiene una historia, que es la Historia de la Salvación, narrada en la Biblia. Tiene un origen, tendrá un fin y, entre tanto, debe cumplir una misión.

(Leer nn. 149 y 150).

La Iglesia es un misterio porque es más que los que se ve: Dios actúa en Ella. Y la Iglesia es también sacramento universal de salvación, que convoca a todos los hombres uniéndolos a Dios y entre sí.

(Leer nn. 151 y 152).

2.    Pueblo de Dios, Cuerpo de Cristo, Templo del Espíritu

Son tres maneras complementarias de decir lo que es la Iglesia. Pueblo de Dios porque Dios convoca a toda la humanidad a formar parte de su pueblo elegido. Los que se incorporan a la Iglesia se convierten en miembros de un nuevo pueblo y ciudadanos de un nuevo reino que no es de este mundo.  

(Leer nn. 153 a 155).

San Pablo dice que todos los cristianos somos miembros del Cuerpo de Cristo, siendo Cristo la cabeza. Por eso, se dice que la Iglesia es Cuerpo de Cristo. Estamos unidos a Él. La Iglesia es también «esposa de Cristo», íntimamente unida a Él.

(Leer nn. 156 a 158).

Hemos visto anteriormente que el Espíritu Santo alienta a la Iglesia y actúa en ella. Por eso, se dice que es Templo del Espíritu Santo.

La Iglesia es una construcción espiritual hecha por el Espíritu Santo y los cristianos somos las piedras vivas de este edificio.

(Leer nn. 159 y 160).

3.    La Iglesia y la comunión de los santos

Todos los que formamos parte de la Iglesia, la de la tierra y la del cielo, estamos unidos por unos vínculos y unas relaciones espirituales. Tenemos en común cosas santas. Profundicemos en esta importante expresión del Credo: la comunión de los santos.

(Leer nn. 194 y 195).

Para profundizar

  • Leer «El misterio de la Iglesia», en el Catecismo. Números 770 al 776.
  • Reflexionar sobre la pertenencia a la Iglesia y pedir a Dios que reavive en nosotros la gracia del Bautismo, y así amemos más a la Iglesia y la defendamos como Madre.
  • Colaborar con responsabilidad en las tareas de la Iglesia y del mundo según la vocación personal.

Hablar con Dios

Rezar el Te Deum, contenido en el Apéndice oracional.

«Oremos, hermanos, por la Iglesia santa de Dios, para que el Señor le dé la paz, la mantenga en unidad, la proteja en toda la tierra, y a todos nos conceda una vida confiada, serena, para gloria de Dios, Padre todopoderoso.

Dios todopoderoso y eterno, que en Cristo manifiestas tu gloria a todas las naciones, vela solícito por la obra de tu amor, para que la Iglesia, extendida por todo el mundo, persevere con fe inquebrantable en la confesión de tu nombre. Por nuestro Señor Jesucristo. Amén».

Misal Romano, de la oración de los fieles del Viernes Santo.

Preguntas

  • ¿Qué significa Iglesia?
  • ¿Por qué la Iglesia es Pueblo de Dios?
  • ¿Por qué es Cuerpo de Cristo?
  • ¿Por qué es Templo del Espíritu Santo?
  • ¿Por qué es un misterio y un sacramento?
  • ¿Qué es la comunión de los santos?

Padre Miguel Martínez

Sacerdote. De la Comunidad Misionera de Jesús en la Diócesis de Ciudad del Este. Mi apostolado principal ha sido la formación de la juventud y de los laicos en general. Mis áreas de interés en el estudio son la Filosofía, la Liturgia y las Sagradas Escrituras.

Ver todas las entradas

Comentar

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.