fbpx
Cuando Dios desaparece de la vida de los hombres. Pero, entonces, ¿por qué el hombre quiere ser feliz de espaldas a Dios o contra Dios?

Compendio, números 66 a 78

Introducción

Una parte de la cultura moderna piensa la relación del hombre con Dios desde una perspectiva conflictiva: si Dios existe, no somos libres; si queremos ser felices, debemos rechazar a Dios. Sin embargo, cuando Dios desaparece de la vida de los hombres, ¿no quedan desesperados? Para la fe cristiana el hombre es grande sólo si Dios es grande. Pero, entonces, ¿por qué el hombre quiere vivir la experiencia de ser feliz de espaldas a Dios o contra Dios?

«Porque le hiciste caso a tu mujer y comiste del árbol del que te prohibí comer (…) con el sudor de tu frente comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra (…) pues eres polvo y al polvo volverás».

Gn 3, 17-19

Exposición de la fe

1.     El hombre creado por Dios

El hombre es imagen de Dios en cuanto que puede conocer y amar libremente a su Creador.

 (Leer n. 66).

El fin del hombre es: conocer, amar y servir a Dios, para ofrecer todo a Dios en la alabanza y para gozar con Él su vida.

(Leer n. 67).

2.    Algunos rasgos del hombre creado por Dios

Todos los seres humanos, por encima de cualquier distinción, somos iguales; estamos unidos por origen y por destino.

(Leer n. 68).

El hombre es una unidad muy profunda de alma y cuerpo. Sólo se separan en el momento de la muerte, para volverse a unir en la resurrección.

(Leer nn. 69 y 70).

Existe complementariedad entre hombre y mujer. Hombre y mujer tienen el mismo valor o dignidad y al ser distintos se complementan, constituyendo una comunión de personas, especialmente en el matrimonio, en el que forman una sola carne.

Te puede interesar:
Ay del que hace caer al prójimo

(Leer n. 71).

Dios creó al hombre en estado de santidad y justicia antes del pecado. Reinaba en él una armonía perfecta.

(Leer n. 72).

3.    La caída o pecado original

El pecado es un tema misterioso, pero sin él no se puede entender al ser humano. Porque ha habido una caída, hay necesidad de salvación. La salvación de Cristo ilumina la situación del hombre caído. La tradición cristiana cree que también hubo un pecado de los ángeles.

(Leer nn. 73 y 74).

Ese primer pecado del hombre consistió en la desobediencia y el deseo de ser en la desobediencia y el deseo de ser «como Dios» sin Dios y al margen de Él. El pecado original lo contraen los descendientes de Adán, y provoca el deterioro del ser humano.

(Leer nn. 75 y 76).

Las consecuencias que tiene el pecado en nuestra vida: la naturaleza humana se ve herida, aunque no corrompida totalmente: ignorancia, sufrimiento y muerte, e inclinación al pecado.

(Leer nn 77 y 78).

Para profundizar

  • Leer del Catecismo (nn. 396-412) las consecuencias del pecado original.
  • Contemplar la imagen «Miniatura sobre los días de la Creación», antes del número 1 y leer la explicación.
  • Meditar el n. 66 y sacar consecuencias sobre la dignidad y el respeto que merece todo hombre.
  • Pensar de qué manera nos afectan cada día, a nosotros y al mundo, las heridas del pecado y cómo nos ayuda la gracia de Cristo.

Hablar con Dios

Leer: «Señor Dios nuestro, qué admirable es tu nombre en toda la tierra» (Salmo 8).

Del Apéndice oracional, rezar el Acto de contrición.

«Oh Dios, que con acción maravillosa creaste al hombre y con mayor maravilla lo redimiste, concédenos resistir a los atractivos del pecado, guiados por la sabiduría del Espíritu, para llegar a la alegría del cielo. Por nuestro Señor Jesucristo. Amén».

Te puede interesar:
Ay del que hace caer al prójimo

Vigilia Pascual. Oración tras la 1ª lectura.

Preguntas

  • ¿En qué se nota que somos imagen de Dios?
  • ¿Por qué creó Dios al hombre y a la mujer?
  • ¿En qué consiste el pecado original y por qué se le llama pecado?
  • ¿En qué situación estaba el hombre antes y después del primer pecado?
[do_widget id=seriestoc-2]


Padre Miguel Martínez

Sacerdote. De la Comunidad Misionera de Jesús en la Diócesis de Ciudad del Este. Mi apostolado principal ha sido la formación de la juventud y de los laicos en general. Mis áreas de interés en el estudio son la Filosofía, la Liturgia y las Sagradas Escrituras.

Ver todas las entradas

2 comentarios

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Tengo un pregunta, en el minuto 12:37 habla sobre complementos entre el hombre y la mujer “La mujer completa cosas en el varón y el varón completa cosas en la mujer” ¿Cuales serían esas cosas? y ¿en qué sentido?

    • Hola, Brahian.

      Sin poder alargarnos mucho, podemos decir que varón y mujer se complementan principalmente en dos aspectos:

      1. Físicamente, en cuanto a las funciones de los órganos sexuales, puesto que cada uno no puede cumplir con su función sin la concurrencia del otro. Con mi pulmones puedo respirar sólo, pero no puede tener hijos sin el concurso de otra persona de sexo opuesto.

      2. Psicológicamente, puesto que para la crianza de los hijos, fruto de la relación indicada en el punto 1, varón y mujer reaccionan diferente a estímulos exteriores e interiores y resuelven de manera complementaria los diversos problemas que se pueden presentar en la vida familiar. Así, habitualmente el hombre resuelve problemas que tienen que ver con el orden, la protección y el mantenimiento, mientras que la mujer resuelve mejor los problemas que tienen que ver con la educación y la formación de los afectos y la armonía.

Padre Miguel Martínez

Sacerdote. De la Comunidad Misionera de Jesús en la Diócesis de Ciudad del Este. Mi apostolado principal ha sido la formación de la juventud y de los laicos en general. Mis áreas de interés en el estudio son la Filosofía, la Liturgia y las Sagradas Escrituras.

× Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday
A %d blogueros les gusta esto: