fbpx
La fe puede responder a las más profundas inquietudes humanas; la fe tiene mucho que decirnos hoy. Por otra parte, la fe también es compatible con la razón.

Introducción

Es necesario ver que la fe no es un tema del pasado sino de gran actualidad: la fe puede responder a las más profundas inquietudes del ser humano, pulsantes aún en nuestros días; la fe tiene mucho que decirnos hoy. Por otra parte, la fe también es compatible con la razón.

«Jesús se acercó a ellos y les habló así: Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. Id pues y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo». Mt 28, 18-20

Exposición de la fe

1.     El Catecismo y la Evangelización

Evangelizar significa anunciar la «Buena noticia» de Jesucristo, que es una buena nueva para todos los hombres.

(Leer nn. 79 y 80).

Para dar a conocer la fe cristiana a los que deseaban bautizarse o a los que querían profundizar, la Iglesia siempre ha utilizado los símbolos de la fe, compuestos ya desde los primeros siglos. El más importante es el Credo, que proclamaron los primeros Concilios (Éfeso en el año 431, Nicea en el año 325 y Constantinopla en el año 381). Hay otro más antiguo y muy importante que llamamos Símbolo de los Apóstoles.

(Ver el Credo y el Símbolo de los Apóstoles, antes del n. 33. Leer nn 33 al 35).

El papa Juan Pablo II propuso una nueva evangelización para el comienzo del tercer milenio.

En síntesis, nueva evangelización quiere decir:

  • Una renovación y revitalización de la vida cristiana de los creyentes:
  • Un nuevo anuncio a quienes se han alejado;
  • Y un primer anuncio a quienes no conocen el Evangelio.

Como instrumento para la nueva evangelización, se preparó el Catecismo de la Iglesia Católica. Fue promulgado por Juan Pablo II en 1992. De ese Catecismo, se hizo un Compendio, promulgado por Benedicto XVI en 2005.

(Leer nn. 1 y 2 de la «Introducción» del Compendio).

2.    Cuatro partes del Catecismo y cuatro dimensiones de la vida cristiana

El Catecismo de la Iglesia Católica y también el Compendio tienen cuatro partes, porque la vida cristiana tiene cuatro dimensiones profundamente unidas:

  1. La profesión de la fe en Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo.
  2. La celebración del misterio de Cristo, que nos llena de esperanza.
  3. La forma de vida, presidida por la caridad.
  4. La oración, que impregna y sostiene toda la vida del cristiano.

Si estudiamos detenidamente el «Índice» del Compendio  veremos claramente definidas las cuatro partes:

  1. La profesión de la fe. Profesar quiere decir declarar y adherirse con la vida a aquello que se cree. Nuestra fe, contenida en el Credo, es expuesta íntegramente en esta parte.
  2. La celebración del misterio cristiano. La muerte y la resurrección de Cristo son un acontecimiento magnífico y lleno de significado y de fuerza que cambió la historia de la humanidad. Los cristianos lo recordamos y lo celebramos cada día en la liturgia y en los sacramentos.
  3. La vida en Cristo. La manera de vivir cristiana es vivir como Cristo, amando a Dios Padre y a todos los hombres.
  4. La oración cristiana. La oración tiene una gran importancia y llena de sentido la vida de los creyentes. La oración cristiana más importante es el Padrenuestro, Jesús mismo nos la enseñó como forma de rezar al Padre.

3.    Lo que pretende esta propuesta formativa

Sirviéndonos del Compendio vamos a tratar de revitalizar y renovar cada uno de estos aspectos de nuestra vida cristiana:

  • El conocimiento de la fe.
  • La comprensión y la mejor participación en las celebraciones litúrgicas.
  • Nuestra manera de vivir, que nos lleve a la conversión y sea verdaderamente cristiana.
  • La oración y el trato con Dios.

Para profundizar

  • Leer los números del 3 al 6 de la «Introducción» y el Motu proprio del papa Benedicto XVI, que están al inicio del Compendio.
  • Leer todos los días uno o dos números del Compendio o del Catecismo.

Hablar con Dios

«Dios todopoderoso y eterno: concede a tu pueblo que la meditación de tu doctrina le enseñe a cumplir siempre, de palabra y de obra, lo que a ti te complace. Por Cristo, nuestro Señor. Amén.»

Misal Romano, oración colecta del VII domingo del tiempo ordinario.

Preguntas

  • ¿Qué es la nueva evangelización?
  • ¿Qué es el Compendio y para qué sirve?
  • ¿Cuáles son las cuatro partes del Catecismo?
  • ¿Qué es la profesión de fe?
  • ¿Qué es la celebración del misterio cristiano?
  • ¿Qué es la vida en Cristo?
  • ¿Qué es orar?

Padre Miguel Martínez

Sacerdote. De la Comunidad Misionera de Jesús en la Diócesis de Ciudad del Este. Mi apostolado principal ha sido la formación de la juventud y de los laicos en general. Mis áreas de interés en el estudio son la Filosofía, la Liturgia y las Sagradas Escrituras.

Ver todas las entradas

Comentar

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.